domingo, 18 de octubre de 2015

A TAN SOLO 5 MESES DE UNA NUEVA SEMANA SANTA. ¿TENEMOS ASIGNATURAS PENDIENTES EN ESTE NUEVO CURSO?

Apenas cinco meses para el próximo Viernes de Dolores y para ese Domingo 20 de marzo del 2016, que volverá a ser el de las Palmas, el de los Ramos, el de la Gloria que supone que León y su ciudadanía se movilizarán de nuevo, más que ningún día del año, durante 9 días de intensidad emocional y sentimental.

Señor del paso de la Crucifixión. Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno. León. Foto. G. Márquez. 2015Que un leonés se enorgullece de su León por su Semana Santa, no lo duda nadie, pero no menos que un malagueño, un zamorano, un salmantino, un murciano o un sevillano, por las suyas, y así tantos otros que manifiestan su admiración y defensa de su tierra, su ciudad, o su pueblo. Es algo humano, y por tanto, los leoneses no somos diferentes a otras personas de otras ciudades, ni a otros cofrades.

Los preparativos, los proyectos, las ideas parece que ya han comenzado, da la impresión que desde el 14 de septiembre, festividad de la exaltación de la Santa Cruz, todo parece arrancar, cuando se producen algunos cultos devocionales al principal símbolo cristiano que preceden a triduos y besamanos de algunas imágenes marianas y cofrades, que ya sirven de preambulo a la elección del cartel oficial de la Semana Santa de León para el 2016, del pregonero, de las próximas novedades para la bendición de una nueva imagen leonesa, por advocación Misericordia, para la cofradía de la Bienaventuranza. 

Devoción a la Cruz precedida de la pasada, y casi furtiva por decisión eclesiástica, reposición de nuevo al culto de la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, tras la trascendental restauración y realización de su nuevo cuerpo por el Prof. Juan Manuel Miñarro que en noviembre dará cuenta en León de la exposición de su trabajo y conclusiones de su intervención conservadora.

Ya se iniciaron los nuevos ensayos de las bandas, las ilusiones por llevar a cabo esto "o lo otro", en definitiva, y como se dice habitualmente según costumbre inducida, el comienzo de un "curso cofrade", que, en realidad, viene marcado ya por una pérdida para el mundo paponil leonés, y que se demuestra en como la Vera Cruz, la que debía celebrar con solemnidad la festividad de septiembre, la que renunció a su procesión hace ya 15 años, por decisión unipersonal, no de una cofradía, y a su festejo eucarístico, no ha sido capaz de restituir ambos para la devoción cofrade leonesa en esta celebración. Un ejemplo útil para ver lo fácil que es dejar tu propia historia, tu propio fin y razón de ser en el olvido.

Es así que el aprendizaje, el conocernos a nosotros mismos, resulta importante para no perder nuestro horizonte, y así esta expresión de "curso cofrade" resulta una nueva oportunidad, una expresión que contrapuesta al periodo escolar de formación de miles de alumnos, implica cursos, asignaturas, temarios y como no, examen.

Por ello, quizás debemos plantear lo que significa precisamente esta expresión. ¿Deberíamos ponernos asignaturas en nuestras cofradías? ¿Deberíamos desgranar un temario? ¿Hemos de plantear cursos anuales para los hermanos de las cofradías, para sus juntas de seises, para la propia iglesia leonesa? ¿Hemos de examinarnos o lo dejamos todo pendiente a ver que pasa en Semana Santa?

Pues pensando, y este debería ser un ejercicio cofrade colectivo en León, particularmente creo que no nos vendría mal imponernos un verdadero curso cofrade en León, una, tan de moda ahora "hoja de ruta", y con ella, unas asignaturas, y más que un examen, buscar lograr un objetivo común, compartido por todos, apoyado por todas las cofradías, o mejor, por sus juntas de seises, de necesario cumplimiento por todas las hermandades que componen la Semana Santa de León.

Es así que podríamos aplicarnos en un par de áreas para este curso, aunque conociendo esta tierra ya me parece demasiado pretencioso y ambicioso, Estas debieran tratar de la base de conocimiento para un cofrade, especialmente si desempeña labores ejecutivas y directivas en una cofradía, y por ello debe de ser amplia en su desarrollo, con el fin de dotar de mayor sentido a nuestras cofradías, y a la propia Semana Santa, para no perder el norte de esta celebración, muchas veces convertida en banal por nosotros mismos, y a la que debemos de plantear un futuro consecuente.

Quizás sea un atrevimiento o una pasión, pero si tuviese que plantear ese temario, propondría dos asignaturas por el momento; las cofradías y las procesiones, y no deberíamos pasar de curso hasta no haberlas superado. 

Empezar por abordar a las cofradías y sus procesiones ha de ser necesario y lógico. Después, en otro curso, ya podemos desarrollar el temario de otra asignatura, la de las Instituciones, la que trate de la Iglesia, de la leonesa en particular, del Ayuntamiento, la Junta Mayor de cofradías, de la Junta de Castilla y León, de las obsesiónes por las declaraciones turístico-económicas que no hacen más que manipular la Semana Santa desde un punto de vista político y que convierten a esta en un mero "parque temático", buena expresión de un amigo y cofrade de raza, Rafael Orbea Ríos, de quien me permito la licencia de tomar su uso aqui, por que es un verdadero toque de atención de lo que puede ser la devoción y la tradición políticamente mal entendida, pero estas reflexiones para más adelante.

Pues vayamos a ello, he aquí mi temario, propuesto y discutible, para que, efectivamente, comencemos un verdadero curso cofrade.


CURSO 1.
ASIGNATURA PRIMERA: LAS COFRADÍAS.

Tema 1.
La formación cofrade en las cofradías.

Compete a las cofradías proporcionar formación a niños, niñas, hombres y mujeres que se incorporen a las hermandades antes de llegar a ser componentes de las mismas, e incluso a los que ya son hermanos de estas, transmitiendo unas ideas de igualdad y valores democráticos, propios del siglo XXI en España, y que ya ha sido puesto en práctica en decenas de cofradías del Estado, bajo las órdenes diocesanas dictaminadas por arzobispos y obispos de diferentes provincias eclesiásticas.

TEMA 2.
Las cofradías como parte de la iglesia.

Comprensión por parte de la jerarquía eclesiástica leonesa y de las cofradías, del papel de estas en el seno de la misma a través de sus parroquias, donde están establecidas, y donde se ha de favorecer la exposición al culto público de sus devociones titulares. Incidencia en la necesidad de que la iglesia leonesa facilite, consienta y anime el espíritu de los cofrades ayudando a difundir las devociones de las distintas hermandades, estimulando así los actos de cultos en cuaresma y fuera de ella, los vía crucis cuaresmales, y procesiones públicas dentro y fuera del periodo de la Semana Santa.

TEMA 3.
El fin principal de las cofradías: La Caridad.

Desarrollo de los fundamentos principales que llevan a explicar al cofrade la razón por la que asume la práctica anónima de la penitencia, en las procesiones de la Semana Santa, a través de la adquisición y desarrollo de las virtudes teologales y cardinales de la fe, la esperanza, la justicia, la fortaleza, la templanza y la prudencia, necesarias en el seno de las cofradías, y que deberían tener como fin principal el ejercicio y virtud de la caridad. Organización reglada y obligatoriedad estatutaria para cumplir este fin materialmente.

TEMA 4.
La abolición de la discriminación de sexo en las cofradías de León.

Implantación, por imposición eclesiástica si es necesario, de la justa equiparación del hombre y mujer dentro de las cofradías, eliminando aquellas normas que excluyen, por razón de sexo, la participación de ambos en la vida diaria de las cofradías, en sus juntas de seises, en sus celebraciones, cultos y procesiones de penitencia, donde, en muchos casos, se prohíbe a unos u otras profesar su devoción con plenitud y permitir que voluntariamente cualquiera decida con que cofradía y tras que paso desean hacer su penitencia anónima, con el hábito reglamentario de cada hermandad, en definitiva favorecer que cualquier individuo con la fé en la Iglesia Católica pueda ser hermano o hermana de una cofradía leonesa.

TEMA 5.
Caminando hacia la renovación de reglas bajo el horizonte de la democracia.

El avance hacia la admisión por parte de todas las cofradías, hermanos y juntas de seises, de alcanzar unos estatutos donde se recojan minuciosamente todas las normas que han de cumplirse y acatarse, los cultos, devociones, celebraciones y obligaciones que se han de lograr y cumplir, estableciendo el nombramiento del responsable máximo temporal de la cofradía, con su equipo colaborador en el gobierno, mediante la elección participativa y libre de todos los hermanos de la cofradía.

TEMA 6.
El origen y desarrollo de las cofradías penitenciales en España: La historia de las cofradías leonesas y de su Semana Santa.

Solo con el conocimiento de nuestras cofradías y su evolución en la Semana Santa, se llega a comprender el sentido y el porque de las procesiones de penitencia y de otras de carácter devocional y sacramental.

TEMA 7.
El arte al servicio de la gloria de Dios patrocinado por las cofradías de Semana Santa.

Estudio de las imágenes y pasos de Semana Santa. Origen, significado, tipología, y variedad en los pasos de misterio en España.

El caso de los pasos en León: Origen y desarrollo.

TEMA 8.
El presente de los pasos de Semana Santa en León.

Valoración de los temas representados y crítica sobre la repetición de escenas iconográficas, la escasez de pasos de misterio, la escasa calidad de los pasos leoneses en conjunto, así como la heterogeneidad en el lenguaje estético utilizado.

TEMA 9.
El futuro de los pasos de la Semana Santa leonesa.

Planteamientos para la evolución, la sustitución y el enriquecimiento representativo de los pasos de la Pasión y Muerte del Señor y los Dolores y Soledad de su Santa Madre.

TEMA 10.
Exposición de las imágenes titulares al culto.

Soluciones, planteamientos y establecimiento de las imágenes titulares, y otras, en altares secundarios, para la devoción de los cofrades y devotos, en las iglesias y capillas donde están erigidas las cofradías de León, con la dignidad que requiere este aspecto al representar al Rey de Reyes y a la Madre de Dios.

TEMA 11.
Los tronos de los pasos de León.

Historia de la evolución desde las mesas donde se colocaban las imágenes para llevar el paso, a las parihuelas simples, llegando a las andas y la actual heterogeneidad de los tronos para la puja actual de los pasos.

TEMA 12.
¿Que es un trono en León?

El trono a modo de retablo altar neorrenacentista o neobarroco como elemento para ensalzar, embellecer y evangelizar a cofrades y espectadores, frente a los simples elementos semi-decorados con aplicaciones en resinas pintadas o materiales de marquetería. La anhelada búsqueda de lo artístico en éste elemento tan importante como es el trono para un paso, un altar en la calle.

El caso particular del adorno en los pasos y como objetivo, la erradicación del adorno vegetal y floral estrambotico, de la supresión del aderezo de los pasos como si fuesen una feria de arte floral para bodas y eventos varios, de la eliminación de flores y arbustos que tapan las imagenes, enturbian la visión de los misterios y con todo ello descentran la devoción y la comprensión de aquellos que acuden a ver las procesiones. Tentar más la fijación en el ornato que en lo representado es un modo más de banalizar una procesión.

TEMA 13.
La orfebrería en los diferentes útiles de procesión.

La orfebrería en los elementos de procesión como elementos inspirados y copiados de los usados en las ceremonias de la liturgia de la Iglesia: Cruces, varas, insignias, ciriales, faroles, astiles, navetas, incensarios, coronas, potencias, diademas, varales y tronos. El reto de embellecer y otorgar solemnidad a las procesiones.

TEMA 14.
Los bordados como obras de arte únicas.

Análisis del valor y originalidad de los diferentes tejidos que presentan bordados o aplicaciones. Los bordados de mantos, sayas, túnicas, estandartes, doseles y bambalinas de palio. Su importancia como elemento artístico.


ASIGNATURA SEGUNDA. LAS PROCESIONES.

TEMA 1.
El recorrido de las procesiones. I. Catedral y Ayuntamiento.

Valoración histórica de los recorridos que las cofradías realizan en Semana Santa, teniendo en cuenta que el paso por la Catedral y el edificio del Ayuntamiento en la plaza de San Marcelo deberían ser lugares obligados, en medida de lo posible, ya que uno es la Iglesia Mayor de la ciudad, y el otro la representación de la ciudadanía de León.

TEMA 2.
El recorrido de las procesiones. II. Iglesias y conventos.

Replanteamiento del discurrir de las procesiones de Semana Santa que deberían tomar en cuenta el paso por las iglesias y conventos de la ciudad en su discurrir, no evitarlos.

TEMA 3.
El recorrido de las procesiones. III. Unificación de criterios para el establecimiento de un tramo común a la mayor parte de las cofradías.

Es posible, con coordinación, establecer un pequeño recorrido común a la mayor parte de las procesiones de León, con sensibles variaciones y bajo la idea de proporcionar una mayor cohesión y organización a las manifestaciones públicas de las cofradías de la Semana Santa leonesa, respetando el recorrido de las cortejos más antiguos, que al final, por lo general, son los más coherentes.

TEMA 4.
Horarios de las procesiones.

Replanteamiento de los horarios de salida de las procesiones para el mejor aprovechamiento del tiempo, del espacio y para la coordinación en los diferentes días. Eliminar la concentración de salida a última hora de la tarde.

TEMA 5.
Hacia la unidad estética de las procesiones de León.

La necesidad de dotar de personalidad propia al aspecto externo de las procesiones leonesas en todas las cofradías, tomando como referencia lo que las cofradías antiguas han conservado y los rasgos que nos trasmiten algunos documentos históricos y que a la fecha, han caido en el olvido.

TEMA 6.
Los pasos en las procesiones.

Seria reflexión sobre la concienciación cofrade y social necesaria para que los pasos salgan a la calle con la dignidad que merecen los misterios que representan. Erradicación de los ridículos botes, balanceos, y bailes, permitidos e incluso instigados, así como dar solución a la falta de tallado de los braceros y braceras que no hacen más que perjudicar a la marcha de la procesión y a la imagen que ofrecen a fieles, espectadores, turistas y curiosos.

TEMA 7.
La música en las procesiones.

Revisión del concepto de procesión y música, que en León, se ha acercado más al sentido de una "cabalgata", por una excesiva sucesión de pasos y bandas, sin valorar otras opciones. La Inclusión de la música de capilla, de la música vocal y coral, y del silencio en algunos pasos, todo ello documentado en nuestras procesiones ancestrales. Adecuación de los repertorios que tocan las bandas a los pasos que acompañan. (Ejemplo. El paso del Santo Sepulcro no debería ser acompañado por muchas composiciones, es difícil imaginar el féretro de algún familiar o amigo con marchas de carácter alegre en un trance igual) Replanteamiento de la participación de algunas formaciones musicales que, a pesar de la ilusión, devoción, y trabajo de sus componentes, siendo emocionalmente doloroso, no alcanzan el mínimo posible para interpretar composiciones musicales. La calidad es importante para ensalzar con respeto la solemnidad de la representación del Señor y su Santa Madre durante la Semana Santa. 

¿Lograremos aprobar o repetiremos curso?
Santo Cristo, del Desenclavo. Cofradía de la Santa Vera Cruz. León. Foto. G. Márquez. 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario