miércoles, 5 de marzo de 2014

"CULTOS DE CUARESMA". León, 2014.

Cartel "CULTOS DE CUARESMA" Semana Santa de León 2014. Blog "EL SEISE".Foto G. Márquez
Con la presencia iconográfica de la Soledad de la Real hermandad de Jesús Divino Obrero de León, el blog “EL SEISE”, presenta el cartel anunciador de la cuaresma cofrade leonesa, "CULTOS DE CUARESMA", con una edición de cartelería y estampas que muestra a la Virgen de la Soledad de la hermandad de Jesús Obrero durante el besamano de la pasada Cuaresma del año 2013.

Con el rito de la imposición de ceniza, el miércoles inmediatamente posterior a la celebración del Carnaval, se inicia un periodo que culminará con las celebraciones de la Semana Santa, tanto en el aspecto litúrgico como en la realización de las procesiones que cada cofradía penitencial leonesa debe tener señaladas en sus reglas.

Cuaresma es sinónimo de reflexión, de un viaje al interior anterior a los días de esa Semana Grande de León. Las cofradías leonesas, sin embargo, no han sido muy proclives a dar importancia a este periodo que debería suponer la preparación fundamental para todos los hermanos y hermanas que componen las cofradías. Por otro lado, tampoco la Iglesia leonesa y sus parroquias han pretendido encaminar a las cofradías a realizar actos de culto que afiancen los sentidos fundamentales que deberían ser los pilares de las propias cofradías.

Se dan cita en estos días en León algún triduo, alguna Eucarístia, algún besamano, algún besapie, contadas conferencias formativas de cualquier índole en el seno de las cofradías, alguna pequeña exposición,   ningún Vía Crucis y, eso si, conciertos y certámenes de bandas por doquier, algunos con fin benéfico, y sobre todo, tiene lugar la Solemne Novena a Nuestra Señora de los Dolores, de la Virgen del Mercado, días en los que comienza a aparecer la gente, y que no es un culto organizado por ninguna cofradía, -la venerada Señora de la calle Herreros no tiene hermandad devocional- sino por la propia iglesia parroquial.

Escuché decir a un sacerdote en una homilía que el folklore está bien, es un modo de demostrar devoción y una parte más del culto, pero que debía ser en su justa medida. Recientemente conversando con un párroco leonés, me confirmaba la dificultad que tenía la Iglesia para que las propias juntas de gobierno de las cofradías asistieran a cursos formativos. Le respondí que conocía de primera mano el hecho, pero que también había que permitir a las cofradías leonesas realizar sus cultos, sus actos y fomentar su desarrollo devocional público, y que la Iglesia leonesa debería implicarse en ello; facilitarlo en definitiva, por que es el único modo en que ambos podrán tener un futuro. Me respondió diciendo que en varias ocasiones había predicado en los cultos de Cuaresma de una de las cofradías de León, y que apenas había una veintena de hermanos, y no entendía como en una cofradía con…"tantos x hermanos", estos apenas asistieran a sus propios cultos. Asentí con conocimiento, y le señalé que era porque los propios hermanos desconocían muchas veces que existieran, que no se les había formado, porque ya sabemos como se hace alguien hermano de una cofradía en León, ni partida de bautismo se pide, y de eso, eran responsables los párrocos y  consiliarios, y por ello la Iglesia leonesa, por no poner orden en tantos temas descontrolados y pendientes de resolver. En el fondo, ambos estábamos de acuerdo en todo.

Por ello, con la intención de compartir una reflexión común, he querido atreverme con la edición de este cartel “CULTOS DE CUARESMA”, para destacar el ejercicio de la devoción y culto que deben desarrollar las cofradías leonesas durante la Cuaresma como periodo anunciador de la Semana Santa, para recordar también la importancia de la formación y reflexión que implican estos días, y con la firme convicción de señalar que las cofradías tienen la obligación moral de mantener su vocación de ejercer la caridad como muestra de amor por los demás, que es el mensaje fundamental del Salvador, porque no solo hace falta la ayuda social en la Navidad.

Pero no solo la llamada ha de ser a los propios cofrades para participar en los actos de sus hermandades, también lo es a la iglesia leonesa, para que perciba que los hermanos y hermanas de las cofradías estamos aquí, que los que componemos las cofradías no somos las juntas de seises, y que, al fin y al cabo buscamos el desarrollo de nuestras cofradías bajo un mismo interés, porque todos compartimos la misma creencia, no somos distintos ni ajenos, y a todos nos gustaría ir a ver las imágenes que centran nuestra devoción a las iglesias, por que lo que representan tiene la función de hacernos reflexionar, de consolarnos bajo su observación en aquellos momentos en los que se hace duro hasta mirar al cielo, por que no hay nada más reconfortante para un cofrade y un creyente que tener un instante de meditación bajo el rostro de esa representación material y tan humanizada del Señor en su Pasión y de una Madre doliente que lo es de todos.

Sin más, desear a todos mis hermanos y hermanas de las cofradías leonesas una feliz y provechosa Cuaresma, esta vez, a los pies de la Soledad del Sábado Santo Leonés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario