jueves, 9 de enero de 2014

LA VIRGEN BLANCA DE LA CATEDRAL DE LEÓN: "Es tiempo ya de pensamientos cofrades, de reflexiones, de emociones y es tiempo ya,...de Semana Santa."



La preciosa y delicada imagen de la Virgen Blanca ha sido testigo de todas las procesiones penitenciales que por obligación en su carrera, debían dirigirse a la Santa Iglesia Catedral, como mayor tempo de la ciudad, para hacer obligatoriamente su estación de penitencia, llegando a entrar las procesiones y sus pasos, en la Semana Santa, en el interior de la Catedral. 

La actual Santa María la Blanca, no es la original realizada en 1250. 

En el lugar que ocupo 700 años, se encuentra una deliciosa copia esculpida por el escultor Andrés Seoane, en 1954. 

La original Señora Blanca se situó en la capilla interior que lleva su nombre y La Virgen Blanca renovada, desde su pura y limpia mirada ve desde hace años transcurrir alguna procesión delante de sus ojos, en el parteluz de la portada del Juicio. 

Su rostro juvenil, y feliz por disfrutar del juego con el Niño Salvador, se entristece al pasar desapercibida, incluso olvidada cuando algunas de las procesiones ni se acercan a visitarla, para que consuelen su pena, por que sabe que a su Jesús, le van a torturar, a sacrificar, y por ello se aferra a su pequeño con una sonrisa y llora al no arroparla nadie cuando el Señor lleva en vez de los pañales y pequeña túnica, otra túnica mayor en peso y dolor, la de Pasión, la clámide púrpura, una corona de espinas, la columna y la cruz de la tortura, y finalmente un sudario que de blanca tela cubrirá su cuerpo inerte. 

La Señora de Blanco, transforma su cara de dulzura modelada, por una pétrea, perceptible en los que a Ella se acercan y paran a mirarla. 

Triste está por conocer el futuro de su niño Jesús, pero también esperanzada, y por ello no abandona a su pequeño, seguirá jugando con el Niño y Señor, por que ella es mirada Blanca y de Esperanza, pese al olvido de muchos cofrades y cofradías que descuidan sus recorridos para pasar a consolarla, para que sepa que no esta sola y que sus hijos leoneses quieren esforzarse en contar la Pasión.

Debemos volver a mirarla como niños para comprender el mensaje que la Divina Intercesora nos enseña con su Blanca mirada de Esperanza. "Es tiempo ya de pensamientos cofrades, de reflexiones, de emociones y es tiempo ya,...de Semana Santa."
Paso de San Juan de la cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno frente a la Virgen Blanca de la Catedral de León. Foto. G. Márquez
Paso de San Juan de la cofradía del Dulce nombre de Jesús Nazareno. http://seiseleon.blogspot.com.es/2013/01/san-juan.html Foto. G. Márquez

No hay comentarios:

Publicar un comentario