jueves, 14 de febrero de 2013

LA SAGRADA LANZADA. Manuel Hernández León, 2002.

Viernes Santo. (años pares)
 
Cristo de la Sagrada Lanzada. Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias y Soledad. León. Foto G. Márquez.En el año 2002 la cofradía de Nuestra Señora de las Angustias y Soledad estrenó en la procesión del Santo Entierro el paso de misterio de la Sagrada Lanzada compuesto por dos figuras, aunque de gran volumen, en representación del momento en que el soldado romano Longino, a caballo, y tras clavar su Lanza en el costado del Crucificado, experimentó el milagro de reconocer al Salvador exclamando "En verdad éste era el Hijo de Dios"

Manuel Hernández León fue el escultor al que la hermandad encargó el paso que en su proyecto inicial contaba, aparte de la efigie del Cristo Crucificado y el soldado Longino, con la Virgen María, San Juan y María Magdalena, si bien estas tres imagenes, y lamentablemente, nunca se realizaron.

Es el último paso de misterio que la hermandad de las Angustias ha adquirido para su representación del Santo Entierro en los años pares.

Cristo de la Sagrada Lanzada. Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias y Soledad. León. Foto G. Márquez.
El conjunto iconográfico de la Lanzada de Longino fue perseguido desde hace años por las hermandades de la ciudad, de hecho, ha habido tres proyectos. Minerva y Vera Cruz se lo había encargado en 1953 a Víctor de los Ríos que lo presupuestó en 400.000 ptas. (2.400 €) La idea de la Vera Cruz era costearlo con la hermandad de las Angustias para salir siempre en la procesión del Santo Entierro, tanto de una como de otra hermandad, es decir, en años impares y pares. La cofradía de Jesús Nazareno también barajó la idea en 1959 aunque sin concretarla mucho. De nuevo en 1975 la hermandad de la Vera Cruz volvió sobre un nuevo proyecto, abriendo así conversaciones en 1975 con Amado Fernández Puente, para un gran paso de la Lanzada de Longinos que con un presupuesto de 9.000 €, (millón y medio de pesetas de aquellas) estaba compuesto por nueve figuras. El proyecto nunca se realizó aunque en 1978 la misma hermandad continuaba barajando la posibilidad de adquirirlo. El tercer proyecto fue desarrollado en 1998 por Manuel López Becker proponiendo adaptar nuevas imágenes al paso del Santo Cristo del Desenclavo.

Sin embargo será, como hemos dicho, la hermandad de las Angustias quien logre ésta incorporación a las procesiones de la Semana Santa de León.

El misterio resuelto por el sevillano Manuel Hernández León resulta de grandes dimensiones tanto en el Santo Cristo como en el caballo representado con un gran movimiento. El animal de gran dinamismo es acompañado del mismo modo por su jinete, un Longino asombrado con semblante de gran perplejidad y piadoso arrepentimiento.

El paso es pujado por las hermanas de la cofradía, uno de los motivos por los que no se ha completado el misterio en su proyecto original, sobre unas andas que recuerdan las mesas de los pasos barrocos realizados en Valladolid que del mismo tema iconográfico se conservan en Sahagún y Medina de Rioseco.

BRACERAS


No hay comentarios:

Publicar un comentario