viernes, 18 de enero de 2013

EL EXPOLIO. Francisco Díez de Tudanca. 1674.

JESÚS NAZARENO
Viernes Santo

Bajo la advocación de Cristo Nuestro Bien, la cofradía de Jesús Nazareno contrató con el escultor Francisco Díez de Tudanca el paso de misterio del Expolio en 1674.

Cristo Nuestro Bien, imagen del paso del Expolio. Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno. León. Foto G, MárquezEs la única talla realizada para la Semana Santa de León en los siglos XVI, XVII y XVIII, documentada perfectamente y que ha llegado a nuestros días. El autor crea la figura de Cristo como una imagen devocional, siguiendo las normas establecidas años antes en el Concilio de Trento (1545-1563) que fueron desarrolladas ampliamente por los escultores e imagineros españoles sobre todo en el siglo XVII. Por otro lado, Tudanca deja percibir perfectamente la influencia que Gregorio Fernández dejó a través de su obra, y particularmente en los pasos que ideó y realizó en su taller para las hermandades de penitencia de Valladolid, que fueron desde entonces los modelos a seguir por el resto de cofradías existentes en una amplia área de influencia, a causa de la gran fama que tenían los pasos y procesiones de la capital de la corte castellana que ya habían sido descritas por el portugués Tomé Pinheiro da Veiga en su diario de 1605, La Fastigina.

De suave y correcto modelado es la imagen del Cristo del Expolio, eludiendo su autor recrearse en un estudio anatómico perfecto y musculado, nos muestra más bien a un individuo bastante normal, centrando la fuerza de la imagen en el contenido emocional que transmite la obra, a través de la actitud del hombre de Nazaret resignado a su crucifixió e incidiendo sobre el aspecto humano, pero recreándose, tal y como quería la hermandad, en la exhibición de la tortura infringida en una espalda cruentamente llagada, pero aún así, el rostro de Cristo Nuestro Bien, muestra un semblante piadoso e incluso sereno, "de mucha humildad", lo cual también fué deseo de la cofradía de Jesús Nazareno de León en su encargo.

El conjunto se hizo en Valladolid por Francisco de Tudanca y salió por primera vez en la procesión de la mañana del Viernes Santo de 1675. El misterio encargado representaba a Jesús en el Calvario en espera del momento de la crucifixión. El paso lo componían, además, un sayón que arrancaba las vestiduras de Jesús, otro se encontraba barrenando la Cruz, dispuesta en el suelo del paso, y otros dos sayones, rodilla en tierra, se jugaban a los dados la túnica de Jesús el Nazareno, en actitud de discutir entre ellos. Todos los detalles están descritos en el contrato entre la cofradía de Jesús Nazareno y Francisco de Tudanca.

Cuando la hermandad de Jesús Nazareno expulsa a los 54 braceros con los que contaba para tirar de los pasos en la procesión porque no tenía fondos para pagarles dos reales a cada uno, y a los que había quitado con anterioridad la entrega de pan, vino y queso que también les daba, decide eliminar todas las tallas de sayones y romanos que tenía, para quedarse con las imágenes que representaban a Cristo en algún momento de su Pasión. Así, el 11 de enero de 1795, la Junta de Gobierno de la cofradía de Jesús acuerda que los seises Miguel Antonio Cañas y Mateo Cruz García, se encarguen de costear unas nuevas andas, para solo cuatro braceros, a fin de sacar en procesión al "Señor del Rodapelo", denominación de la imagen central del misterio del Expolio en aquella fecha.

Así ha llegado a la actualidad la imagen de Cristo Nuestro Bien, pasando por las denominaciones por parte de la cofradía, del Señor del Rodapelo, El Silencio, o la popular, a principios del siglo XX, como "El Torero", al colocarsele entre las manos un paño, intentando representar el despojo del Señor de sus vestiduras.

En la parte superior del trono se dispone en la actualidad una Cruz y una túnica morada bordada por Juan Carlos Campo Salas, donada en el año 2006 para el paso, sobre la que se disponen unos dados. 

La importancia testimonial y artística del Cristo del Expolio llevó a su restauración y consolidación por parte de la Junta de Castilla y León en el año 2008, con anterioridad, en 1985, el artista Melchor Gutiérrez se encargó del diseño del trono en madera.

BRACEROS
84


MÚSICA (2017)
Agrupación musical de la cofradía del Santo Cristo de la Bienaventuranza. (León, 2012) 
El Expolio. Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno. León. Foto G, Márquez


No hay comentarios:

Publicar un comentario